(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

martes, 1 de febrero de 2011

Una decisión

He decidido prepararme las oposiciones a Escuela de Idiomas por alemán. No sé cuándo saldrán plazas, ni cuántas, ni si habrá reserva para discapacitados... Pero al menos puedo ir estudiando y así me forjo la ilusión de encaminarme hacia una nueva salida, porque la Secundaria presenta muchos inconvenientes... Bueno, si mientras me surge la oportunidad de desempeñar algún empleo en Baviera... :-) Sí, eso es muy difícil, lo sé; mas soñar no cuesta nada. Al menos lo de la Escuela de Idiomas es tangible, es algo concreto. ¡A partir de mañana empiezo a estudiar! Lo malo es que no puedo adquirir aún un temario porque los temas van a cambiar, y para darme el trabajo doble de escaneado... Ése es otro problema, el acceso a la información. Ocurre por ejemplo con la bibliografía: el resto de los mortales (léase "videntes") puede ir a una biblioteca y hojear de aquí y de allá... A nosotros muchas de las fuentes nos quedan ocultas. Pero, en fin, dirijamos nuestros pasos hacia esa meta. ¿Quién sabe? El estudio no será infructuoso porque, independientemente del resultado, me ayudará a combatir el tedio y a reforzar mi nivel de alemán. Kopf hoch!
Denk ich an Deutschland in der Nacht,
Dann bin ich um den Schlaf gebracht.
Ich kann nicht mehr die Augen schließen,
Und meine heißen Tränen fließen."
Heinrich Heine (1797-1856)